Posts tagged ‘Perennia’

La locución latina uerba uolant, scripta manent pone énfasis en la necesidad de fijar en el tiempo aquello que puede ser olvidado. La epigrafía latina nace, en buena parte, de este anhelo de permanecer, de vencer a la muerte dando voz a los que ya no están. Palabras grabadas en la piedra, erigidas contra el tiempo y el olvido, con la voluntad de ser eternas.
Perennia, el último trabajo de la profesora, traductora, ensayista y poeta Mònica Miró (Barcelona, 1969), parte también de esa voluntad y nos lo explicita desde el inicio con la elección del título, Perennia. Nominativo, vocativo y acusativo plural neutro del adjetivo latino perennis, perenne significa aquello que dura, que es eterno, inmortal. Con el deseo de otorgar voz a aquellos, hombres y mujeres, de diferente condición social, que hace 2.000 años se supieron, como nosotros, seres efímeros, precarios y quisieron desafiar la fragilidad de su existencia con sus palabras, nos presenta una selección de 50 poemas epigráficos funerarios latinos cuya manera de entender la muerte, y la vida, es capaz de conmovernos más allá del espacio y del tiempo.

Este poemario publicado en una cuidada edición bilingüe por Edicions Godall (en catalán en marzo de 2015 y recientemente en su edición castellana) presenta una traducción en prosa poética que se aleja de la erudición y preserva la transparencia y la sobriedad con la que los poemas fueron escritos. Alejándose del academicismo, la selección y traducción de Mònica Miró nos ofrece una muestra de la diversidad del género que responde a una clara voluntad de calidad literaria y de conseguida emoción poética. Con ecos de los grandes poetas clásicos Catulo, Horacio, Virgilio, esta compilación constituye un discurso cultural, estético y humano en el que están representados diferentes temas, tópicos, estilos y concepciones sobre la muerte.

La poesía recogida en este libro es funeraria, elegíaca, sin embargo, o quizá por ello, expresa profundas inquietudes humanas. “¿Por qué existimos? ¿Por qué hablamos? ¿Qué es, en definitiva, nuestra vida? Hasta hace poco ha vivido con nosotros un hombre, ahora ese hombre no existe. Se levanta una piedra y un nombre, nada más, ningún otro vestigio. ¿Qué es ya, por así decirlo, la vida? No tiene sentido que te esfuerces por saberlo”.

La conciencia del tempus fugit en algunos de los epitafios, interpelando al lector, nos acerca al nihilismo más aterrador, “Nada somos ni hemos sido nada los mortales. Mira lector, qué deprisa hemos vuelto a la nada de la nada. Sin embargo, esta misma consciencia de lo huidizo de los días, de la volubilidad de la fortuna nos insta, en otros, al carpe diem, a aprovechar el momento: ‘Vive feliz, tú que estás vivo. La vida es un regalo pequeño: surge de pronto; imperceptiblemente se fortalece; después, imperceptiblemente, se desvanece’”. Y a disfrutar a la manera epicúrea de los placeres que la vida nos ofrece: “Los baños, los vinos, Venus corrompen nuestros cuerpos, pero hacen que la vida sea vida los baños, los vinos, Venus”.

A menudo desde la primera persona, los poemas dibujan en versos de diferente extensión y a través de esquema métricos muy diversos, trazos de los que fueron personas reales que se nos hacen presentes, padres que se duelen de la muerte prematura de sus hijos, hombres que lloran a sus esposas, maestros, soldados, esclavos, músicos, poetas, hombres libres, mujeres abnegadas, que, como nos dice la autora en el prólogo, conforman “un retablo de muertos llenos de vida similares a todos nuestros muertos, a todos nuestros vivos”.

Indagar en el territorio de la intimidad de aquellos que antes que nosotros se vieron abocados a la intemperie nos permite, asimismo, adentrarnos en nuestra propia intimidad. Las palabras, una vez más, dan luz, consistencia y nos atan con lazos perdurables a la vida.

Viue dum uiuis, nec quidquam denegaueris/ animo indulgere, quem commodauit deus.  (“Vive mientras estes vivo, y no rehúses jamás prestar atención al instinto que un dios te otorgó”.)


*Mònica Vidiella es profesora de Literatura.

Publicado en Infolibre en septiembre de 2016

 

Imagen copiada de @Makamo_es

¿Qué puede hacer una editora cuando los distribuidores le dicen que tiene buenos libros, sí, pero pocos, y que con tan pocos, no pueden trabajar?

Una solución es publicar más libros, claro. Pero es que nuestra editorial no corre, va despacio, nos autodenominamos una editorial  “slow book” y  no podemos fabricar libros como quien fabrica rosquillas.

¿Los tres (buenos) libros en español que tenemos publicados tienen que dormir en cajas hasta que aparezcan los otros que se están cocinando?

No.

Los empaquetamos, nos hicimos una lista provisional de librerías (las que venden los libros que edita nuestro buen y sabio amigo José Luis Ponce (Editorial Bellaterra) y las que nos fueron diciendo amigos y amigas andaluces.  Y nos pusimos en marcha.

La ruta duró siete días, de los cuales, uno fue festivo (1 de Enero). Además de disfrutar de la gente, el paisaje, el patrimonio y la gastronomía de Andalucía, visitamos y conocimos muchas librerías: grandes, pequeñas, diminutas. Todas con libreros y libreras implicados, con proyectos muy interesantes. Librerías que son centros de divulgación y de agitación cultural.  Se interesaron por nuestros libros. Encontramos muchas complicidades. Nos maravillaron muchos proyectos. Volvimos cargados de energía y reforzados en nuestro eslogan: “Más libros, Más libres!”, para seguir en la brecha.

Esta es la crónica visual de la ruta:

 

Ahora nuestros libros los podéis encontrar en

ALMERIA
Almeria: Libreria Picasso

CÁDIZ
Cádiz: La ClandestinaLibrería Jaime

El Puerto de Santa María: Librería Zorba.

Jerez de la Frontera: La Luna Nueva y Libros El Laberinto

CÓRDOBA

Córdoba: Librería Luque y La República de las Letras

GRANADA
Granada: Libreria Picasso, Librería Babel, Librería Praga, Librería Teorema, Ubú Libros

HUELVA

Moguer: La Taberna del Libro

Valverde del Camino: Librería Anabel.

SEVILLA

Sevilla: El gusanito lector, la Fuga

#CarreterayLibros. ¡Esto no ha hecho más que empezar!

 

 

 

La imatge l’hem copiat de @Makano_es

Aquest projecte o aquesta operació, com es vulgui dir, la vam fer durant els dies finals de 2016 i primers del 2017.

Vam fer aquest viatge amb els nostres llibres perquè no tenim distribuïdor per als llibres en espanyol. Vam conèixer un munt de llibreries, de llibreters, sobre tot de llibreteres,

Només dir-vos que va ser una experiència molt agradable, divertida, plena de sorpreses i descobertes i que l’anirem repetim per altres llocs de l’Estat…mentre no tinguem distribuïdors.

Aquí en teniu la crónica.

 

 

2aedicióGodall Edicions estem de festa major.

Publicàvem ara fa set mesos “Perennia” de Mònica Miró Vinaixa, el que fou el tercer llibre de l’editorial. Resum per a navegants: l’obra recull una cinquantena de poemes epigràfics –dels més de cinc mil que es calcula que hi ha arreu del vell Imperi– publicats en versió bilingüe llatí i català. Sis-cents exemplars d’un compendi d’inscripcions funeràries editat i traduït per la pròpia antòloga, ara esgotat.

Donem la benvinguda, avui, a la segona edició; i ho fem afegint en la nova versió l’obsequi d’uns pocs inèdits. La notícia és, es clar, motiu de celebració: per a l’autora del nostre petit Harry Potter, per a l’editora de Godall, per a l’equip de somiatruites que girovaga entorn el projecte. I no només: quan editar poesia en català és una activitat delicada, fràgil, pràcticament de risc, una segona edició és una petita fita general.

Podem esgrimir moltes raons que explicarien el camí fins la segona edició –la implicació i capacitat divulgativa de Mònica, el treball de formigueta fet en presentacions, fòrums, conferències, fires i demés. Tanmateix, i més enllà, els versos del llibre –sobre la vida, sobre la mort, la fortalesa i fragilitat humanes– llancen veritats.

I en temps d’incerteses, endevinar que aquestes també hi eren fa dos mil anys és una abraçada.

Per molts versos més.

Text: Oriol Fuster Cabrera